He hecho la traducción de este articulo del blog Diaris de trinxera y me he permitido copiarlo porque muestra la forma de actuación de la sanidad privada, la cual quiere sacar beneficios de la publica pero las perdidas son también a su costa, es un caso parecido a muchos que vemos día a día,de pacientes que vienen de aseguradoras privadas pidiéndonos pruebas que no subvencionan y que significan un gasto que el paciente no puede asumir, las preguntas finales son claras, que hace una entidad privada en un edificio publico?Como puede ser que resultados de pruebas hechas en la publica sean utilizados por la privada?,como nadie ha hecho nada? Si hablamos de sostenibilidad  de un sistema sanitario y nos planteamos lo privado como sinónimo de buena gestión como se ha podido hasta ahora permitir ese aprovechamiento de los recursos de la pública a favor de la privada?                          

La respuesta esta en el poco interés que los diferentes gobiernos han tenido de escuchar al medico, que es y ha sido el que ha detectado la poca ganancia que se deriva de la atención medica privada…. En conclusión y en base a lo propuesto este es el ahorro que nos espera con la conjunción de las dos medicinas…Imatge

 

 

Diaris de trinxera

El dia a dia en la vida d’un professional d’atenció primària

La biopsia

Es una primera visita. Entra una señora a la consulta y me dice:

– “Vengo para que me haga un volante para hacerme una biopsia”.

Me enseña una nota escrita en un papel con el logotipo del centro hospitalario privado X, firmado por un médico donde dice que a raíz de estudio analítico alterado, la señora necesita una biopsia para terminar el diagnóstico.

Le explico que si la biopsia la pide un médico de un centro privado, es allí donde le harán la biopsia. – “Pero no la puedo pagar, y el médico me ha dicho que si usted me hace un volante para el hospital público Y, que está al lado, me harán la biopsia sin pagar y él mismo verá el resultado”.

Tardo unos segundos en reaccionar porque la historia me parece increíble. Intento averiguar qué está pasando, porque en el e-jefe no consta ninguna visita de ningún profesional y así le comento a la señora.

La historia es la siguiente: la paciente no ha ido nunca al “seguro”. Hace años que se visitaba en una “mutua” y los análisis le salían alteradas, aunque ella no tenía ningún síntoma.

Un día le dijeron que en el centro privado X había un especialista muy bueno y ella fue. Pagó 300 euros por la visita, pero ahora la biopsia no se la podía pagar …

– “Y ya que no he ido nunca al” seguro “, ahora me puede hacer el volante … Y ponga que me visite el mismo médico y que sea urgente”.

Unos segundos más para respirar hondo. La señora se iba poniendo nerviosa porque no se imaginaba que para hacer un “volante” le hiciera tantas preguntas. Le expliqué, con poco éxito, que yo no podía pedir una biopsia directamente (- “Pues el médico me ha dicho que sí”), que en todo caso la puedo derivar al servicio correspondiente del hospital público y allí valorarán. Finalmente quedamos así.

Pero me quedamos muchas preguntas en la cabeza. Cómo puede ser que en un edificio público haya una empresa privada? ¿Cómo puede ser que un profesional de la empresa privada utilice la empresa pública para hacer ciertas pruebas? ¿Cómo puede ser que los datos de pruebas realizadas en un centro público puedan ser utilizadas por un profesional en su actividad privada? Esta biopsia pasará por delante de las de los pacientes que no han pagado 300 euros en el centro privado? Cómo puede ser que estas prácticas sean toleradas por los responsables sanitarios? Cómo puede ser que nadie pida cuentas de estas prácticas en el Parlamento?

Anuncios