Escrito del Simap explicando el referendum de mañana 10 de Mayo¿Cuantos Consejos de ministros nos quedan hasta el...imap

 

 

9 de mayo de 2012 


 

Estimados amigos: mañana 10 de mayo se celebrará un “referéndum” a propuesta de los sindicatos que forman parte de la Mesa General de Función Pública para que los trabajadores públicos nos posicionemos a favor o en contra del documento presentado por el Consell sobre propuestas de medidas en materia de personal para el periodo 2012-2015. Eso es lo que se nos preguntará escrito en la papeleta.

 

Desde el SIMAP consideramos que ante la celebración de este referéndum lo más deseable es que la participación sea lo más amplia posible y que sea unánime el rechazo de todos los trabajadores a la propuesta del Consell. De otra forma, estaremos dando argumentos al Consell para interpretar que este tema no nos importa o que, incluso, la mayoría está de acuerdo con él. También  daríamos argumentos para que se entienda que la baja participación pone en evidencia la baja credibilidad y confianza que tienen los trabajadores en sus representantes sindicales. Posiblemente, esta sea una causa de baja participación, pero hay que tener una visión amplia y entender que este momento no es el adecuado para penalizar a los sindicatos y sí el momento de apoyar un derecho de representación sindical que no puede ser cuestionado por el bien de todos nosotros como trabajadores. Tiempo habrá para ir depurando su funcionamiento en aquello que se considere necesario.

 

Dicho esto sí queremos hacer unas aclaraciones de lo que significa este referéndum:

 

Ha sido controvertido desde su inicio. En primer lugar porque no es vinculante para ninguna de las partes. Si acaso, para la parte sindical. Pero incluso en este punto algunos lo han considerado innecesario porque nos preguntan sobre una propuesta del Consell que ya han calificado los propios sindicatos como inaceptable. Lo único que podría decirse es que el “referéndum” sería equiparable a una manifestación en donde sí pueden contabilizarse los presentes y en donde sí se manifiestan en contra de la propuesta del Consell.

 

En estos momentos, cuando todo está funcionando por la vía del decreto-ley y se incumplen artículos constitucionales sobre derechos fundamentales de los trabajadores, los sindicatos hemos perdido capacidad para actuar. Está cerrada la vía de la negociación y se imponen medidas con rango de ley. Defenderse ante esto es muy costoso. Nos deja sólo abierta la vía judicial y eso son años de demandas, u otro tipo de acciones más difíciles de mantener en el tiempo como es el caso de las huelgas. Se buscan fórmulas diferentes, esta podría ser una, de implicar y recoger información de los trabajadores. Evidentemente tiene que haber un día después del referéndum y la estrategia debería estar ya en marcha.

 

Otra pega podría ser la forma de votación que alberga muchas dudas y en cada departamento se hará de una forma: no siempre está colaborando la Conselleria para facilitar las votaciones. El resultado del mismo podría estar cuestionado por la Conselleria y sacará a relucir todos los defectos de forma que se están produciendo precisamente por su falta de colaboración. Como siempre cada parte enfocará los resultados según le convenga. Por eso, pese a todas las dudas que podamos tener, ya que la celebración de este referéndum no va a producir ninguna consecuencia positiva para los trabajadores de la sanidad, creemos que lo menos malo va a ser que se consiguiera una respuesta de rechazo amplio a esta propuesta del Consell y por supuesto, para el buen entendedor, también al Decreto-ley del 5 de enero de 2012……y a todo lo que ha seguido en esta línea tanto a nivel estatal como autonómico.

 

                                                                                      

Anuncios